La digitalización está transformando procesos y por lo tanto también los convierte en vulnerables a ciberataques.

Las amenazas tienen una dimensión global y pueden afectar a cualquier persona u organización conectada a internet en cualquier lugar.

Las soluciones de TIC DEFENSE establecen líneas de acción que permiten a las instituciones: prevenir defender detectar recuperar corregir